Donación de Sangre en el Hospital Néstor Kirchner

Continúa la campaña de donantes voluntarios que organiza el Ministerio de Salud Pública, donde se busca concientizar a la población sobre la importancia de la donación habitual.

La referente del Registro de Donantes de Médula Ósea del INCUCAI, Karina Jerez, explicó que existen dos métodos de extracción de células para donación: por punción de médula ósea o por aféresis, obteniendo las células de la sangre circulante.

Por punción el proceso dura alrededor de dos horas y se lleva a cabo en la sala de operaciones de un centro asistencial bajo anestesia. Las CPH se obtienen en este caso mediante punciones en las crestas iliacas (hueso de la cadera). Mientras que la donación por aféresis consiste en estimular la salida de células de la médula ósea a través de vacunas para que circulen por la sangre. En esta práctica la sangre se extrae de la vena de un brazo mediante una técnica que se llama aféresis, por lo que no se requiere la internación del donante.

La responsable del equipo de colecta y perteneciente al equipo de Banco de Sangre, María Marañón, contó que tuvieron 37 donantes de sangre y que esperan que siga en aumento.

“Para ser donante se requiere estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. El hospital Kirchner realiza de tres a cuatro colectas al año y ya hubo donantes compatibles. Debemos tener en cuenta que nosotros tenemos 10 mil inscriptos y la compatibilidad se da uno en 40 mil en el mundo. Tucumán tiene más de 15 personas que han donado. Y en lo que va de este año ya son cuatro personas las que dieron con la compatibilidad”, indicó Jerez.