Tucumán 21/02/2024

clima
DESCONTENTO SOCIAL

Multitudinarios cacerolazos se realizaron en todo el país en rechazo al DNU de Milei

Manifestantes se congregan por segunda noche consecutiva en diversas ciudades argentinas. (Archivo)

Por segunda noche, la población expresó su descontento ante el Decreto de Necesidad y Urgencia anunciado por el presidente Javier Milei, generando movilizaciones en todo el territorio nacional.

Por segunda noche consecutiva, ciudadanos autoconvocados se concentraron en el Congreso, Plaza de Mayo y distintos puntos del país para manifestarse en contra del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) anunciado por el presidente Javier Milei. La presencia policial se hizo evidente en el Congreso Nacional, donde una gran cantidad de manifestantes golpeaban cacerolas en las cercanías, aprovechando los semáforos para desplegarse brevemente sobre la calle.

Simultáneamente, en la Plaza de Mayo, manifestantes, algunos pertenecientes a la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE), se sumaron a una “marcha de antorchas” en reclamo del reconocimiento profesional y en rechazo al DNU. Cánticos como “La casta no es el pueblo” resonaban en la Plaza, acompañados por el sonido de cacerolas y aplausos.

En el trayecto hacia la Plaza de Mayo, miembros de la asociación de enfermería fueron inicialmente escoltados por un cordón policial, lo que generó breves interrupciones en el tráfico. Sin embargo, una vez retirados los efectivos, los manifestantes continuaron con su protesta.

En el Congreso y la Plaza del Congreso, los manifestantes persistían golpeando cacerolas en la vereda, ocupando intermitentemente la calle cuando el semáforo lo permitía. Cumpliendo con el protocolo presentado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que penaliza el corte de calles, los manifestantes regresaban a la vereda cuando se reanudaba la circulación del tránsito.

Hacia las 22 horas, se sumaban más personas a la concentración en la esquina de Callao y Rivadavia. Se exigía a los legisladores nacionales la derogación del DNU, y se solicitaba a la CGT y las CTA la convocatoria a un paro general nacional. Las manifestaciones también tenían eco en localidades bonaerenses como Morón y San Miguel, así como en ciudades como Mar de Ajo, Rosario, Mar del Plata, Bariloche, Ushuaia, Córdoba, Junín, San Miguel de Tucumán y Resistencia.