Tucumán 18/06/2024

clima
FORO ECONÓMICO MUNDIAL

Milei defendió el capitalismo como un sistema “justo” y criticó “la agenda sangrienta del aborto”

Milei advirtió dificultades en el Congreso y propuso decretos para reformas. REUTERS

En Suiza, el mandatario afirmó que las políticas de mercado no tienen fallos, a menos que intervenga el Estado, y cuestionó las agendas del feminismo radical y las ideas “nocivas” sobre el daño al planeta.

En el Foro Económico Global de Davos, el presidente Javier Milei defendió con vehemencia el capitalismo como un sistema político y económico “justo y moralmente superior”. Desde Suiza, el Primer Mantario destacó que la implementación del capitalismo llevó al mundo a ser “más rico, libre, pacífico y próspero que en cualquier otro momento de la historia”.

Durante su exposición, Milei fue claro al señalar que hoy en día, un “empresario exitoso es un héroe”, marcando su posición respecto al rol de los emprendedores en la sociedad. En ese sentido, advirtió sobre los peligros que enfrenta occidente al abrirle la puerta al socialismo, al cual calificó como un “fracaso económico y cultural”.

En sus declaraciones, el presidente abordó la implementación de políticas de mercado, asegurando que no existen “fallos” a menos que haya intervenido el Estado. “Inexorablemente, por desconocer el mercado, cada vez que quieren solucionar lo que consideran un fallo, estarán abriendo las puertas al socialismo y condenando a las personas a la pobreza”, afirmó en el encuentro internacional que reúne a líderes de Estado y empresarios de las finanzas.

Además, Milei no escatimó críticas hacia las agendas del feminismo radical, señalando que el libertarismo “ya establece la igualdad entre los sexos”. En su opinión, la agenda feminista ha derivado en una “mayor intervención estatal”, entorpeciendo el proceso económico.

Por último, puso en duda las “ideas nocivas” de quienes “sostienen que los seres humanos dañamos el planeta y que debe ser protegido a toda costa, incluso llegando a abogar por el control poblacional o la agenda sangrienta del aborto”.